EL CÁNCER Y SUS CAUSAS. ¿Nos Favorece La Buena Nutrición?

El cáncer, ¿Cómo podemos favorecernos? Las células normales bien nutridas, tienen un ciclo de vida: crecen, se dividen y mueren, todo de manera natural y ordenadas en los tejidos a las que pertenecen. Por el contrario, las células cancerosas se comportan de manera distinta y se reproducen a gran velocidad. Por sus características, viven más tiempo que las normales y cuando se reproduce genera otra célula cancerosa.

DIFERENCIA ENTRE CÉLULAS NORMALES Y CÉLULAS CANCEROSAS.
Nuestro cuerpo está compuesto por más de 30 billones de células. Todas ellas cumplen una diversidad de funciones en los tejidos y órganos que lo conforman. Para realizar estas funciones deben obtener los nutrientes y el oxígeno que necesitan.

El cáncer es una multiplicación acelerada y descontrolada de un grupo de células de nuestro cuerpo. En consecuencia proliferan sin freno formando un tumor que acaba invadiendo y desplazando a otros tejidos.

¿QUE CAUSA EL CÁNCER?
Las células cancerosas surgen por problemas en el ADN que se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo. El ADN marca lo que las células deben hacer, al dañarse da indicaciones equivocadas empezando a comportarse de manera anormal.

Los radicales libres entran a nuestras células por muchas vías, contaminación ambiental, radiaciones solares, agentes químicos, comida chatarra y otros. Son moléculas altamente reactivas de oxigeno inestables, que enferman las células de los órganos, las oxidan, comenzando un ciclo destructivo de células provocando daño en el ADN.

Este proceso oxidativo incrementa la probabilidad de padecer tumores, es vía abierta para el cáncer y un montón de enfermedades.

Inicialmente el crecimiento de este tipo de células dañadas se origina en un órgano específico. En muchos casos las células del tumor migran de un órgano a otro. Son capaces de reproducirse y causar el crecimiento de otros nuevos tumores, proceso conocido como metástasis.

El ADN de las células se puede dañar por herencia, por lo que hay familias con predisposición particular a desarrollar algunos tipos de cáncer. También puede dañar el ADN un estilo de vida con consumo de sustancias nocivas como el Tabaco. Además lo afecta los virus, radiaciones, sustancias tóxicas, una alimentación desequilibrada, etc.

SISTEMA INMUNOLÓGICO, EL CÁNCER Y LA BUENA NUTRICIÓN.
Nuestro Sistema Inmunológico es un conjunto de órganos, tejidos y procesos biológicos distribuidos por todo el cuerpo. Diseñado para Detectar y protegernos contra virus, bacterias, parásitos, identificando y matando células patógenas o extrañas como las células cancerígenas.

Cuando una persona tiene cáncer, indica que tiene deficiencias en su Sistema de Defensas. Esto está relacionado con muchas causas, siendo la de más importancia, múltiples deficiencias nutricionales.

La nutrición es un componente determinante en el desarrollo y mantenimiento de la respuesta inmune. Es la clave para tener una buena salud, evitar enfermedades, lucir joven, tener energía y controlar tu peso de manera natural y sin riesgos.

Los suplementos contienen vitaminas, minerales, aminoácidos, extracto plantas medicinales, componentes herbales, extracto de frutas y Gel de aloe vera. Están elaborados con Tecnología de avanzada para mejor absorción de los nutrientes.

¿QUE NECESITAN NUESTRAS CÉLULAS PARA ESTAR SANAS?
Las personas que presentan enfermedades crónicas o degenerativas, tienen deficiencias nutricionales notorias. Su organismo está debilitado, con carencias de ciertos nutrientes específicos.

Pero nuestro cuerpo está diseñado de tal forma que es capaz de construirse y repararse por sí mismo. Puede regular funciones y mantener sus partes en buen estado siempre y cuando tenga todas las herramientas para hacerlo.

Cada una de nuestras células cuenta con defensas que examinan el mundo exterior para ver si hay señales de peligro y ejércitos biológicos entrenados que están listos para luchar con los invasores. Tiene un gobierno genético centralizado que mantiene el orden, el ADN.

Darle al cuerpo los NUTRIENTES necesarios y evitar hacer lo que lo daña, reduce la posibilidad de malograr células. Y si ya están comprometidas, el consumo de nutrientes adecuados favorecerá la regeneración celular y por ende, mejorará la salud.

NUTRICIÓN vs TRATAMIENTOS CONVENCIONALES.
El cáncer no discrimina a nadie, no importa edad, sexo o condición social, es un padecimiento frecuente a nivel mundial. Prevenirlo es la mejor opción, controlarlo es una situación difícil y delicada.

TRATAMIENTOS ONCOLÓGICOS
Muchas personas con problemas de células dañadas recurren a procedimientos Oncológicos como la quimioterapia. Esto es una decisión personal y no es el objetivo de este artículo indicar que no se efectúen estos tratamientos.

La quimioterapia consiste en la administración de fármacos o sustancias químicas toxicas, para destruir las células cancerosas. Este procedimiento causa efectos secundarios y adicionalmente, en algunos casos suministran la radioterapia y a las células sanas les toma tiempo recuperarse de los efectos de la radiación.

La quimioterapia daña las células que se están dividiendo con rapidez, como las células cancerosas. Pero también afecta otras células sanas del cuerpo que frecuentemente se dividen con igual rapidez y no están enfermas. Entre estas se encuentran las células del cabello, piel, paredes de la boca y del Sistema Digestivo.

Cuando el cuerpo tiene demasiada carga tóxica producto de quimioterapia y radiación, el Sistema de defensas se encuentra menguado. Deja a las personas expuesta a sufrir varias clases de infecciones y complicaciones.

Vemos a personas con vómitos, sin cabellos, piel seca, débiles en extremos, con infecciones renales y muchos otros padecimientos.

IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN.
La buena alimentación o buena nutrición, es la clave para que nuestro cuerpo se mantenga saludable. Todos los días tenemos que alimentar eficientemente a más de 30 billones de células para que realicen sus funciones correctamente. Por múltiples factores, la mayoría de los alimentos han perdido sus propiedades nutricionales y nuestras células presentan deficiencias.

La abundante nutrición puede lograr cambios positivos en las células que estén afectadas en nuestro organismo. Cuando padecemos una enfermedad grave, consumir los Nutrientes adecuados es una buena opción.

Cuidar las células es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo. Por lo que, para todos aquellos que enfrentan algún tipo de cáncer y están bajo algún tratamiento Oncológico (radioterapia o quimioterapia).

El consumo de nutrientes con altos índices de antioxidantes, pueden contribuir a que el cuerpo realice sus procesos de regeneración célular con mayor rapidez.

Debemos evitar exceso de comidas chatarras, poco nutritivas y malos hábitos alimenticios que afectan negativamente nuestra salud. Está comprobado que más del 70% de las enfermedades actuales se pudieran minimizar y evitar si tuviéramos una buena alimentación.

Hipócrates, el padre de la medicina dijo: «Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento». La suplementación pueden proporcionarnos la nutrición necesaria para mantenernos sanos.

Publicada el
Categorizado como Cáncer

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.