RADICALES LIBRES, OXIDACIÓN Y LA BUENA NUTRICIÓN

RADICALES LIBRES, OXIDACIÓN Y LA BUENA NUTRICIÓN.

Los Radicales libres son moléculas inestables que perdieron 1 ó varios electrones y son altamente reactivos. Estos radicales le roban moléculas a otras células sanas. La molécula atacada que le han robado el electrón, se convierte en un Radical libre. Así comienza una reacción en cadena que daña a muchas células de nuestro cuerpo provocando diversas enfermedades graves y envejecimiento.

¿QUÉ SON LOS RADICALES LIBRES?

Los Radicales libres son moléculas de oxigeno inestables. El cuerpo está compuesto por muchísimas moléculas y éstas, por átomos.

Para mantenernos sanos el átomo debe tener estabilidad eléctrica, siendo muy importante el número de electrones. Su última capa, debe estar reunidos en pares.

Por el contrario, los radicales libres son moléculas de oxigeno inestables. Han perdido un electrón y le roban el electrón que le falta a moléculas ESTABLES y las van dañando, oxidándolas.  Se convierten en radicales libres o impares, comenzando un ciclo destructivo de moléculas que destruyen a las células. Por estas razones comienza a deteriorarse la salud y envejecemos.

CONSECUENCIAS ADVERSAS QUE PRODUCEN LOS RADICALES LIBRES. ESTRÉS OXIDATIVO.

Circunstancias externas como mala alimentación, contaminación, toxinas, medicamentos, estrés, trauma, envejecimiento, infecciones,  radiación, etc,  producen radicales libres. Cuando estos factores supera la capacidad antioxidante de las células,  empezará el estrés oxidativo y daños en los órganos.

La célula dañada va deteriorando a las células circundantes con una reacción en cadena que produce la oxidación, es decir nos estamos oxidando y ahí es cuando empezamos a presentar síntomas de la edad y muchas enfermedades. Los radicales libres están dañando y enfermando las células de los diferentes órganos de nuestro cuerpo.

Los efectos perjudiciales van desde envejecimiento prematuro, hasta condiciones de salud como diabetes, artritis, enfermedades degenerativas terminales como cáncer, enfermedades del corazón, etc. De esto se desprende la importancia de los nutrientes antioxidantes.

¿DE DONDE VIENEN LOS RADICALES LIBRES?

Procesos internos que normalmente realiza el cuerpo como el metabolismo y la respiración, producen radicales libres. El cuerpo los usa para combatir bacterias, inflamaciones, virus, y el mismo cuerpo debe eliminarlos con el sistema de defensa. El organismo tiene procedimientos enzimáticos para regular estos radicales libres y destruir su exceso.

Pero la producción excesiva de estos radicales producida por factores externos perjudiciales y constante en el tiempo, tiene efectos negativos. Como consecuencia, se alteran las membranas de las células y el material genético (ADN de la célula).

IMPORTANCIA DE ANTIOXIDANTES.

Los antioxidantes actúan liberando electrones en nuestra sangre que son captados por los radicales libres, convirtiéndolos en moléculas estables.  Es la protección más eficaz contra las enfermedades degenerativas y el envejecimiento celular.

Lo podemos comparar con lo que sucede a los minutos de morder una manzana. Su interior cambia de color, se torna oscura porque entra en contacto con el aire y comienza el proceso oxidativo.

Lo que sucede con el cuerpo, no es que estemos envejeciendo, es que nos estamos oxidando. Empezamos a presentar síntomas de la edad porque los radicales libres están dañando y enfermando las células de los órganos.

En resumen, cuando nuestras células presentan estrés oxidativo nuestro cuerpo tiene posibilidades reales de presentar cáncer u otras enfermedades. Posteriormente se empieza a sentir diezmadas nuestras capacidades de vitalidad.

Por eso la importancia de los tan nombrados Antioxidantes,  compuestos que retardan e impiden la oxidación de las células. Asimismo ayudan al cuerpo a combatir este proceso de oxidación y envejecimiento a nivel celular, interno y externo.

Nuestro cuerpo está sometido diariamente a procesos químicos que envejecen y destruyen nuestras células, la oxidación. Se produce a consecuencia de innumerables factores como la contaminación ambiental, radiaciones solares, agentes químicos, agentes infecciosos.  Estos factores producen los radicales libres.

FACTORES QUE AUMENTA LA OXIDACIÓN Y LOS RADICALES LIBRES EN EL CUERPO.

Esta oxidación la estimulan factores como: Alimentación con grasas de animales, salvo los pescados de mar. Además del insuficiente aporte de nutrientes en la dieta, radiaciones ultravioletas, rayos X, cigarrillos, drogas, metales pesados como el plomo, cobre o el hierro, exceso de alcohol, contaminación ambiental, la edad, inactividad física, obesidad, etc.

¿FAVORECE EL ANTIOXIDANTE GLUTATIÓN, LA ETAPA DE VIDA DEL ADULTO MAYOR?

El envejecimiento se consideraba un proceso natural e irreversible.  Pero no todos envejecemos de la misma forma y las alteraciones propias de la vejez y sus patologías asociadas no afectan a todos por igual.  Existen diversas opiniones de por qué envejecemos, y todos asocian la causa con los denominados radicales libres.

El envejecimiento se caracteriza por una acumulación de macromoléculas dañadas y desgaste progresivo de los mecanismos de reparación del cuerpo.

Los antioxidantes ayudan a la piel y al cabello a mantenerse llenos de vida y juventud. El Glutatión es un antioxidante que, junto con las vitaminas y minerales, retarda el proceso natural de envejecimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.